Ciencia y Tecnología

Científicos de la Universidad de Columbia, han creado el chip más pequeño del mundo.

Compartido por La Verdad Ahora

Ingenieros de la Universidad de Columbia han creado el chip más pequeño del mundo, el cual puede ser implantando mediante inyección muscular, entre sus objetivos está el poder monitorear la salud en los seres humanos.

El grupo de científicos logró desarrollar el diminuto chip después de realizar diversas pruebas, además fue implantando en un grupo de 7 ratones con el fin de observar su funcionalidad.
Uno de los autores de este proyecto, mencionó:
“Esto debería ser revolucionario para el desarrollo de dispositivos médicos implantables”. Además añadió que buscan que que este tipo de micro-dispositivos logren a futuro tomar la lectura de glucosa o monitorear las funciones del Sistema Respiratorio. El estudio fue publicado en la revista Science Advances.

La ciencia se mantiene en constante avance en la búsqueda de mejoras en pro de la sociedad, anteriormente se habían creado implantes capaces de medir los niveles de oxigenación en los tejidos corporales profundos, también diminutos sensores de “polvo neural” los cuales poseen la capacidad de analizar las diversas señales del Sistema Nervioso en tiempo real.

Actualmente el grupo de investigadores de la Universidad de Columbia ha logrado desarrollar el chip implantable más pequeño del mundo, inclusive aún más diminuto que la PC más pequeña del planeta, que mide tan solo 0,3 mm.
El chip posee un circuito electrónico que tiene una funcionalidad completamente segura y viable, además mide tan solo 0.1 mm³, y es tan pequeño como un ácaro, según los investigadores.

También han mencionado que puede ser implantando en el organismo humano de manera simple: mediante una inyección utilizando una aguja hipodérmica.

Crédito: Chen Shi/Columbia Engineering

A diferencia de la mayoría de implantes subdérmicos, este chip solamente puede ser visible mediante el uso de microscopía, también está dotado se un transductor pixoeléctrico que funciona como “antena” para lograr auto-alimentarse de forma inalámbrica y a la vez poder transferir datos mediante ultrasonido.
Actualmente la función de este chip es la detección de la temperatura en tiempo real, permitiendo el monitoreo de las variaciones en la temperatura de una persona.

Para poder realizar las debidas pruebas de funcionalidad, el equipo de científicos implantó el diminuto chip en 7 ratones, esto lo llevaron a cabo mediante una simple inyección intramuscular, posteriormente el grupo fue monitoreado, obteniendo una eficaz transmisión de datos en tiempo real.
Aunque han dejado claro que por el momento el chip tiene como función primordial el monitoreo de las variaciones de temperatura corporal, cabe la amplia posiblidad de que se mejore para hacer posible el estudio constante de los signos de niveles de glucosa, presión arterial y el Sistema Respiratorio.

Ken Shepard, autor de la investigación, dijo:
“Esto debería ser revolucionario, debido a la amplia posibilidad de poder desarrollar este tipo de dispositivos con objetivos como el uso clínico. Su diminuto tamaño aunado a su función inalámbrica, lo hace ideal para la detección de diversas patologías, solo falta realizar mejorías y que se apruebe su uso en el ser humano”.

cerebrodigital.net

Acerca del autor

La Verdad Ahora

Somos un medio de comunicación cristiano independiente, que por más de 7 años ha informado y compartido noticias del acontecer de Chile y el mundo. Anunciando el Evangelio de Salvación solo en Cristo Jesús

 

A %d blogueros les gusta esto: