Actualidad CORONAVIRUS

El aborto es la principal causa de muerte durante el coronavirus

Escrito por La Verdad Ahora

Empresas, tiendas y escuelas cerraron. Todos confinados. Menos los abortorios. La ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS) los considera “esenciales”. Por su parte, el presidente de los estados Unidos Donald Trump retira definitivamente su apoyo a la OMS.

Asistimos a una pérdida de conciencia generalizada e impuesta desde las altas esferas. Resulta que los consultorios médicos sí echaron el cierre para no poner en peligro la salud de sus pacientes durante la crisis de la pandemia (pues escaseaban guantes, mascarillas, no tenían mamparas de seguridad, etc.), mientras que los abortorios, que no salvan vidas, sino que las destruyen y ponen en peligro la de las mujeres, sí mantienen abiertas sus puertas. 

Constatamos así, una vez más, que esos locales no curan nada (no son centros médicos ni por definición ni por acción), sino centros de negocio que se lucran con sangre inocente y con la vulnerabilidad de las mujeres-madres.

Negocios que nos les importa poner en peligro y colapsar el sistema sanitario, pues ya conocemos sobradamente que a veces las mujeres tienen que ser derivadas luego a los hospitales por riesgo de muerte tras el aborto, por no hablar de que muchas tendrán que ser tratadas de por vida por el síndrome postaborto.

Ante tanto sufrimiento y confusión que invade nuestra sociedad, me vienen a la mente las palabras de Isaías, recogidas en su libro bíblico, en el capítulo 5, versículo 20: «¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!». Quien quiera puede seguir leyendo por lo menos hasta el versículo 25, para entenderlo mejor.

10,5 millones de abortos entre marzo y mayo

El pasado jueves, según informa LifeNews, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) anunciaron que el número de estadounidenses que murieron por coronavirus superó los 100.000, en una población de unos 330 millones de habitantes.

Los datos del Worldmeter estiman que en todo el mundo han muerto por la enfermedad del SARS-CoV-2, unas 374.300. Donald Trump, sin embargo, eleva esa cifra mundial a casi el millón de fallecidos.

Por otro lado, según las estadísticas de Worldmeter, los abortos en todo el mundo, según el promedio de los datos, ascienden a 10,5 millones desde el inicio de la pandemia en marzo y hasta mayo. Habría 3.484.800 abortos al mes en todo el mundo.

Según recoge también LifeNews, el número de abortos en los Estados Unidos, durante el mismo periodo de tiempo fue de aproximadamente 215.600, en base a las últimas estadísticas del aborto del Instituto Guttmacher.

Médicos, enfermeras, auxiliares han hecho todo lo posible en el mundo por salvar vidas de la enfermedad del Covid-19, muchos países según las indicaciones y protocolos que ha establecido de la Organización Mundial de la Salud, mientras que por el contrario se ha seguido favoreciendo, también por protocolo de la OMS, que millones de madres y de hijos sigan cayendo en las manos de quienes practican abortos. Los gritos silenciosos de quienes estaban en el vientre materno y la ignominia han aumentado durante la pandemia.

Trump finiquita su relación con la OMS

El presidente de Estados Unidos anunció este viernes que daba por terminada su relación con la Organización Mundial de la Salud, organismo de las Naciones Unidas. ¡Al fin!

Donald Trump aseveró que China mantiene el control de este organismo -a pesar de aportar tan sólo 40 millones de dólares por año-, que se ha negado a actuar y a aplicar las reformas necesarias que Estados Unidos le pedía para frenar la pandemia, pese a aportar anualmente 450 millones de dólares.

«El mundo ahora está sufriendo como resultado de la mala conducta del gobierno chino», dijo Trump. «El encubrimiento del virus Wuhan en China permitió que la enfermedad se extendiera por todo el mundo, lo que provocó una pandemia mundial que ha costado más de 100.000 vidas estadounidenses y más de un millón de vidas en todo el mundo».

La decisión de la Administración Trump viene precedida de un aviso en el mes de abril en el que se le dijo que se detendría el aporte económico del país norteamericano mientras se estudiaban los errores que cometió la OMS al manejar la pandemia.

Por su parte, defensores provida y profamilia aplaudieron el toque de atención de Trump, porque eran muy conscientes de los destrozos de este organismo de las Naciones Unidas. 

CitizenGO emprendió también una recogida de firmas en todo el mundo para frenar las aportaciones a una organización mundial que promueve el aborto y la ideología de género y que se ha manifestado negligente ante la pandemia.

El movimiento provida se alegra de la retirada de financiación

Es de sobra conocido que la Organización Mundial de la Salud alienta el aborto en todo el mundo, acto que ha quedado más de manifiesto por si cabía alguna duda al clasificarlo de “servicio esencial” por estar incluído en “los servicios de la salud reproductiva” y por lo tanto no han parado en ningún momento su mortal actividad.

Por ello, defensores de la vida como Allan Parker, que trabaja en Justice Foundation, expresó a LifeNews.com que estaba satisfecho con la decisión del presidente Trump de retirar la millonaria financiación a la OMS.

“Aplaudo y apoyo al presidente Trump en su decisión de poner fin a la relación entre Estados Unidos y la radical Organización Mundial de la Salud, proabortista. La OMS siempre ha apoyado a los países para que reconozcan los derechos al aborto, incluso en contra de los deseos de su pueblo. Obligar a los países a clasificar este crimen de lesa humanidad como un derecho humano va en contra de la ciencia y el derecho a la vida. Estoy orgulloso de que nuestro país ya no envíe más dólares de los contribuyentes para apoyar este régimen radical. Es cierto que las medidas de salud que salvan vidas pueden financiarse a través de otras organizaciones sin una agenda de aborto ”, dijo.

A ver si más países, empiezan a tomar ejemplo, y dejan de financiar a una organización ideológica y empiezan a denunciar y a poner en cuarentena todo lo que sale de ella. Creo sinceramente que ya muchos despiertan y que el punto de inflexión puede haberse producido este pasado viernes con esta decisión tomada por Trump.

¡Ánimo! ¡Levantemos la cabeza!

actuall.com

Compartir en Redes Sociales

Deja un comentario