Noticias Cristianas

El cristianismo diseñado por el cristiano

Compartido por La Verdad Ahora

Sobra decir que la iglesia fue diseñada desde la eternidad pasada en el corazón del Padre, edificada en el cumplimiento de los tiempos por la gracia del Hijo, y habitada desde entonces por el Espíritu Santo. Siendo de hechura Divina, los creyentes no tenemos ninguna potestad para reemplazarla, mejorarla o modificarla; somos llamados por la gracia de Dios a habitar en ella, a cuidarla, a servirla y a gozarnos en su seno, pero no a redefinir, ni sus doctrinas ni en consecuencia, sus prácticas: Hacerlo, sería redefinir la Palabra de Dios y reescribir a la manera de cada cual la historia de la iglesia.

No obstante, vivimos en épocas donde la “astucia” del mundo ha permeado gran parte del cristianismo en general. Ahora no pocos creyentes intentan redefinir la vida cristiana, la piedad, la santidad, la fidelidad a la iglesia y el servicio cristiano; y lo hacen movidos por un razonamiento humanista y carnal que se puede discernir fácilmente cuando se palpa el esfuerzo que hacen por defender sus “intereses y derechos” a expensas de los del Reino del Señor. Puede que un creyente no entienda muy bien lo que Dios demanda de él o de ella en el contexto de la iglesia, pero nunca buscará redefinir asuntos como el compromiso, la entrega, la fidelidad, la lealtad, y el servicio, simplemente porque eso demanda un esfuerzo adicional de su parte.

La iglesia tiene unos planos, y los que vivimos en ella, somos obreros llamados a edificar la casa de Dios en el fundamento establecido y en obediencia a los planos por Él diseñados; somos llamados a habitar en paz y armonía en esa casa, a esmerarnos por adornarla con obras justas, a guardarla de la suciedad del pecado, y a esforzarnos para continuar edificándola. Los creyentes no somos los que buscamos establecer un mínimo de servicio, de ofrendas, de lealtad, de amor y de sacrificio para sentir que hemos cumplido… no; somos por el contrario los que nos esforzamos e intentamos (basados en los planos de Dios) hacer tanto y tan bien por la iglesia, como nos sea posible.

En ocasiones, sin embargo, uno se encuentra con hijos de Dios que han hecho planes de vida sin tener en cuenta a Dios. Además de ser tal cosa muy lamentable, sus planes explican el porqué hay cierta reticencia y hasta oposición, cuando se trata de adherirnos a los planos de Dios en la Escritura: ahí es cuando se presencia el lamentable espectáculo de la riña entre los planes de los cristianos y los planos de Dios. Como ni la iglesia local ni los deberes inherentes que demanda la pertenencia a una han sido tomados en cuenta, ahora modificar nuestros planes y compromisos adquiridos es muy difícil… ahora esforzarnos por cumplir con los compromisos de la iglesia es más difícil… ¿qué es lo más fácil? ¡pues leer y reinterpretar los planos de Dios para la iglesia de manera en la que no exista tanta seriedad, tanta entrega, tanto compromiso, tanto servicio y tanto sacrificio! … En otras palabras, lo que hacen no pocos hijos de Dios en la actualidad es redefinir la vida cristiana que ha caracterizado a los creyentes desde los tiempos primeros.

Quiera el Señor conceder un poco más de luz a los hermanos que, con sus razonamientos humanistas, egoístas y hasta irracionales (porque van en contra de la verdad revelada), terminan viviendo un cristianismo diferente al modelo que podemos ver en las Sagradas Escrituras.

Por César A García

Acerca del autor

La Verdad Ahora

Somos un medio de comunicación cristiano independiente, que por más de 7 años ha informado y compartido noticias del acontecer de Chile y el mundo. Anunciando el Evangelio de Salvación solo en Cristo Jesús

 

A %d blogueros les gusta esto: