Noticias Cristianas

¡Felíz día de la Reforma!

Compartido por La Verdad Ahora

!

¿Qué pasó hace 504 años?

Un monje agustino llamado Martín Lutero clavó 95 tesis (que el mismo escribió) en contra de la Iglesia Católica Romana, en la puerta de la catedral del palacio de Wittenberg, en Alemania, el 31 de octubre de 1517, la queja principal de estas tesis era la venta de indulgencias, con las cuales se pagó una buena parte de la construcción de la Basílica de San Pedro, sin embargo, esto inició todo un movimiento que culminó revisando no solo la venta de las indulgencias, sino también toda la teología que la iglesia Católica Romana enseñaba y practicaba. Con el paso del tiempo se hizo necesario resumir todo ese nuevo entendimiento teológico, que se oponía y rechazaba la visión católica romana, esto dió origen a las «5 Solas:

  1. Sola Scriptura – Solamente Biblia
    La doctrina de Sola Scriptura enseña que la Biblia es la regla infalible, inmutable y eterna, y que la máxima autoridad para dictar lo que es verdadero y bueno, recae únicamente en la revelación de Dios en Biblia. La Palabra de Dios es la máxima autoridad en materia de fe y práctica, por lo tanto, nada que contradiga la revelación de Dios puede regular la vida del creyente. –Gálatas 1:6-10; 2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:3–.
  2. Sola fide – Solamente fe
    La Biblia dice «… más el justo por la fe vivirá» –Romanos 1:17– , es decir, el hombre es justificado por la fe, la doctrina de Sola Fide enseña que la salvación se obtiene solamente al poner nuestra fe en que Jesucristo sufrió el castigo que nosotros merecíamos por nuestros pecados. Al confiar en Jesús, nosotros somos considerados justos delante de Dios por la justicia de Cristo. Solo la fe puesta en el sacrificio expiatorio de Cristo nos justifica, excluyendo la posibilidad de que nuestras obras puedan contribuir. —Efesios 2:8-9, Romanos 3:28—.
  3. Sola Gratia – Solamente Gracia
    «Por gracia sois salvos… pero si es por gracia, ya no es a base de obras, de otra manera, la gracia ya no es gracia». –Efesios 2:8–. La doctrina de Sola Gratia enseña que el hombre, puesto que está muerto espiritualmente, no puede y no quiere reconciliarse con Dios; por lo tanto, Dios nos salva solamente por su gracia soberana, sin cooperación humana, nada de lo que hagamos nos hace merecedores de la salvación, es algo que el pecador recibe de forma inmerecida basada en los méritos de Cristo alcanzados durante su vida, muerte y resurrección. (Romanos 11:6)
  4. Solus Christus – Solamente por Cristo
    «En ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos» –Hechos 4:12–. La doctrina de solus Christus enseña que nadie puede añadir a la obra redentora de Cristo, Él es suficiente para salvar, el es nuestro perfecto Salvador, el es el único camino, la verdad y la vida, la salvación se encuentra solo en Cristo, excluyendo así todo otro camino para llegar a Dios.
  5. Soli Deo Gloria – Solamente para la gloria de Dios
    Dios declaró soberanamente: «Yo soy el Señor, ése es mi nombre; mi gloria a otro no daré, ni mi alabanza a imágenes talladas» –Isaias 42:8–. El evangelio naturalmente nos lleva a declarar que la gloria le pertenece exclusivamente a Dios, ya que su Palabra es la máxima autoridad, su salvación es solo por gracia por medio de la fe y su redención en Cristo es la única manera de salvación, por lo tanto la gloria debe ir exclusivamente al Padre, Hijo y Espíritu Santo. El propósito de la salvación que recibimos es precisamente glorificar a Dios; poner de manifiesto las virtudes y excelencias de su carácter. –Efesios 1:4-6; 1 Pedro 2:9–.

Estas frases establecen con claridad los principios bíblicos que representan el corazón de la teología reformada, resumen verdades no negociables del evangelio de Jesucristo.

¡Felíz día de la Reforma!

Acerca del autor

La Verdad Ahora

Somos un medio de comunicación cristiano independiente, que por más de 7 años ha informado y compartido noticias del acontecer de Chile y el mundo. Anunciando el Evangelio de Salvación solo en Cristo Jesús

 

A %d blogueros les gusta esto: