Noticias Cristianas

Sigue el Ecumenismo: Musulmanes se “unen” a la Conferencia de Teología Evangélica presidida por un bautista

Compartido por La Verdad Ahora

La 72a conferencia anual recortada de la Sociedad Teológica Evangélica (ETS), celebrada prácticamente esta semana, suele recibir hasta 2.000 académicos de primer nivel para presentar los temas más destacados que enfrentan las becas evangélicas.

El tema de este año: el Islam y el cristianismo.

“Estamos llamados a la verdad y a entender el mundo que nos rodea con mayor precisión y consideración”, dijo Mohler, presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur (SBTS), quien también sirvió como presidente del programa ETS.

“Eso ciertamente incluye nuestra comprensión del Islam, que desde el principio ha representado un enorme desafío para la evangelización cristiana, la apologética, la teología y el compromiso cultural”.

Aproximadamente el 15 por ciento de los más de 130 eventos abordaron estos desafíos, incluidas las tres sesiones plenarias oficiales, en el lenguaje académico típico:

  • “La autoridad y la función del Corán en el Islam”, por Ayman Ibrahim de SBTS
  • “A través del prisma: la Trinidad y el metanarrativo islámico”, de Timothy Tennet, del Seminario Teológico de Asbury
  • “Cristianos americanos e Islam: de la época colonial al mundo post-9/11”, por Thomas Kidd de la Universidad de Baylor

Pero fue el desafío del “compromiso cultural” lo que llevó al ETS a llegar a los panelistas musulmanes. Se invitó a cada uno a compartir su punto de vista de los evangélicos y a abordar las cuestiones que les conciernen. Podría “no ser más relevante y urgente”, dijo Mohler.

Tres cristianos se unieron a ellos en el panel, centrados en “Entender a nuestro prójimo”.

“No nos resistimos a la idea de que debemos amar a los musulmanes”, dijo John Hartley, investigador de Yale, “pero dudamos y guardamos silencio, porque la política es tan desordenada.

“Esto deja el campo abierto para aquellos que propagan el odio.”

Asma Uddin, una abogada de libertad religiosa (previamente entrevistada por CT) y miembro del Proyecto Estados Unidos Inclusivo en el Instituto Aspen, describió la bien financiada red de islamofobia que tars Muslims y la izquierda política en una conspiración conjunta para apoderarse del mundo.

El esfuerzo parece estar funcionando.

Uddin citó las estadísticas del Pew Research Center que encontraron que los evangélicos blancos eran el doble de probables que los estadounidenses en general (76% vs. 38%) para apoyar la “prohibición musulmana” del presidente Donald Trump en 2017.

según la encuesta musulmana estadounidense de 2019, sólo el 20 por ciento de los evangélicos blancos tenían una opinión positiva de los musulmanes, con un 44 por ciento sintiéndose desfavorables.

Sólo el 14 por ciento de los musulmanes tenían una visión desfavorable de los evangélicos blancos, con un tercio de sentirse favorable, pero el daño se ha hecho.

“El tribalismo político impulsa la forma en que estas comunidades se ven”, dijo Uddin, “y los musulmanes ven a los evangélicos como intrínsecamente vinculados al otro Trumpiano”.

No siempre fue así.

Hamza Yusuf, cofundador y presidente del Zaytuna College en California, la primera universidad de artes liberales musulmana acreditada en los Estados Unidos, dijo que el fuerte apoyo musulmán a George W. Bush le ayudó a la presidencia en las elecciones de 2000.

Pero después del 11 de la noche, los republicanos los “anatematizaron”.

“Los musulmanes tuvieron un gran cambio a la izquierda en respuesta al amor que les mostraron los demócratas”, dijo.

“Cambió la dinámica de nuestra comunidad”.

Pero al ser una religión de jurisprudencia, la obligación musulmana permanece.

Cuando se le preguntó a Jesús: “¿Quién es mi prójimo?”, contó una historia.

El Islam, dijo Yusuf, define al vecino como hasta 40 casas de distancia.

Mohamed Majid, imam y director ejecutivo del All Dulles Area Muslim Society (ADAMS), en Virginia, va mucho más allá.

Asociado con el pastor bautista Bob Roberts, ha viajado a Pakistán, Uzbekistán y otros puntos críticos del mundo musulmán para promover un mejor tratamiento de las comunidades cristianas minoritarias.

Pero cuando fue invitado a Roberts’s Texas, Majid dijo que los pastores locales educadamente pidieron no ser fotografiados con los imanes correspondientes.

Después de tres días de ta’arruf—la palabra árabe para “conocerse”— se ofrecieron como voluntarios para intercambiar visitas en las casas de culto de los demás.

“Tenemos mucho en común con los cristianos evangélicos”, dijo Majid.

“Pero para ser fieles a nuestra fe tenemos que salir de nuestra zona de confort, lo que nos hace mejores creyentes”.

Hartley estuvo de acuerdo con la esquiva evangélica común que dice que no todos los creyentes están llamados a involucrar a los musulmanes en su comunidad. Pero presionando el tema, preguntó ¿cuántas iglesias evangélicas han nombrado a un diácono para hacerlo?

Uddin, que apareció en un segundo panel del RCDE con Matthew Kaemingk de Neighborly Faith, ofreció aliento político. La encuesta musulmana estadounidense de 2020 encontró que el 49 por ciento de esa comunidad estaba dispuesta a construir coaliciones con los conservadores para apoyar la libertad religiosa.

Tanto ella como Yusuf citaron la importancia de la excepción ministerial,que prohíbe la aplicación de las leyes contra la discriminación a las instituciones religiosas. Los musulmanes se enfrentan a muchos de los desafíos de la misma guerra cultural que afectan a los cristianos, y los líderes comunitarios necesitan la libertad de impartir sus valores morales, sin temor a ser demandados.

Si este problema puede ayudar a salvar la brecha, ¿quizás puede ayudar a sanar a la nación?

“Los evangélicos y los musulmanes son sólo un microcosmos del tribalismo político en Estados Unidos”, dijo Uddin. “Si podemos trabajar juntos, proporcionará una pista sobre cómo superarlo a nivel nacional”.

Aproximadamente 100 personas vieron el panel en línea.

Pero no todos estaban contentos.

“Esto no es más que propaganda musulmana”, escribió Derek Newton en la sala de chat en línea de ETS, citando declaraciones violentas de Mahoma en el Corán.

“¿Por qué tomaría la palabra de un maestro menor, sobre el que dicen seguir?”

Martin Accad, director académico del Seminario Teológico Bautista Arabe, en el Líbano, deseaba que los panelistas hubieran adoptado un enfoque más confesional hacia la historia islámica. Su tono era un poco apologético, dijo, aunque comprensible en un mar de evangélicos.

Pero representaban “lo mejor del Islam”.

Accad fue invitado a un panel separado para discutir su libro Sagrada malinterpretación,describiendo cómo tanto los musulmanes como los cristianos ven las Escrituras de los demás a través de su propia lente. Exige un enfoque “kergmático”, en el que se puedan proclamar las buenas noticias sin tener que hacer que el Islam se vea mal.

Hacerlo es contraproducente, y no sólo en el evangelismo.

“Mostrar el lado más feo del Islam no ayuda a nuestra teología social”, dijo Accad. “Nos hace más difícil amar a nuestro prójimo musulmán”.

Llamando a los líderes evangélicos a normalizar el Islam en Estados Unidos, dijo que la única manera de hacerlo es promover la imagen positiva de los musulmanes.

Aunque incompleta, la imagen no es falsa.

Los académicos siempre lucharán con el panorama completo. En su escrito Accad trata de la dificultad de entender quién era Mahoma históricamente, así como la compleja historia textual del Corán. Como cristiano árabe, su esperanza es que la investigación científica que los eruditos musulmanes se encuentran en Estados Unidos se filtre de nuevo a Oriente Medio.

Pero mientras los eruditos se involucran con la complejidad, la experiencia impulsa la percepción de la mayoría de los cristianos en los bancos. El discurso mediático y la política no deben impedir el intercambio de hospitalidad.

“Estoy dispuesto a arriesgarme a pintar los aspectos positivos del Islam, incluso si carece de matices”, dijo Accad, “en aras de evitar la alternativa, más conflictos a nivel personal, comunitario e internacional”.

El enfoque de Uddin es similar.

“Mi defensa también por los derechos cristianos disminuye sus sentimientos de amenaza”, dijo. “Esto reduce la probabilidad de reacciones hostiles, abriendo un espacio para la conexión.”

Aun así, Uddin confesó sentirse “bastante desmoralizado” antes de la conferencia. Se cansa de enfrentarse a las mismas preguntas evangélicas, a menudo hechas con hostilidad. Pero sus amigos de izquierda muestran poco aprecio por la bondad moral de la mayoría de los evangélicos. Y a veces, cuando habla frente al público musulmán, se le ha dado un guardaespaldas.

“Quiero plantar una semilla, para que la gente cuestione sus suposiciones”, dijo Uddin.

“Tal vez los académicos de esta conferencia lo hagan ahora con la próxima generación”.

Mohler, en sus comentarios de bienvenida, llamó a los eruditos evangélicos a una fidelidad cada vez mayor a Cristo y a su evangelio.

Hartley, como Yusuf, invocó al Buen Samaritano.

“Cuando ves a personas sufriendo heridas e injusticias, vas a ser su prójimo”, dijo.

“Muchos de nosotros sentimos una amenaza para nuestra libertad religiosa. ¿Podemos reconocer que el sufrimiento musulmán es paralelo al nuestro?”

Facebook Comments

Acerca del autor

La Verdad Ahora

Noticias Cristianas Evangélicas de Chile y el mundo en un solo lugar. con información relevante del mundo evangélico, notas de actualidad e información de edificación. "Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad". Suscríbite a nuestras redes sociales.