Actualidad Internacional

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS: un marxista amigo de China

Escrito por La Verdad Ahora

🚨 #NOTICIASCRISTIANAS |  Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo niega. Dice que no ha formado parte del encubrimiento a China del que le acusa Estados Unidos y Taiwán, y por el que Donald Trump ha retirado a la OMS los fondos dotados con 450 millones de dólares que aporta el país norteamericano anualmente frente a los 44 millones de China.

El etíope se encuentra en un callejón sin salida. Los hechos que Tedros ha protagonizado, su turbio pasado y la cronología manifiesta de los acontecimientos por los que sería cómplice de ocultación de la pandemia del virus de Wuhan, dejan entrever que el biólogo podría tener graves responsabilidades al retrasar la alerta mundial, pudiendo, en ese caso, haber ayudado al gigante asiático.Veamos.

Su candidatura en 2017 a la OMS fue precedida durante meses por una campaña en su contra que desembocó en cientos de manifestaciones en todo el mundo por parte de sus compatriotas etíopes exiliados. En las protestas de Ginebra en mayo, los disidentes portaban lemas como “los que matan no curan”, y pidieron a la OMS que mostraran su rechazo a Tedros.

Organizaciones no gubernamentales como Human Rights Watch (HRW) han acusado a Tedros Adhanom de provocar centenares de muertos en su país de origen, Etiopía, por no haber informado de las tres epidemias de cólera cuando fue ministro de Sanidad, en 2006, 2009 y 2011. Además, Human Rights le había recriminado formar parte del núcleo más próximo al régimen etíope señalado por la ONU de haber cometido “sistemáticas violaciones y de represión política”.

Anteriormente al cargo de la OMS, el político etíope había pertenecido al Frente de Liberación Popular de Tigray de ideología marxista-leninista. Posteriormente, fue nombrado Ministro de Sanidad (2005-2012), y ministro de Asuntos Exteriores (2012-2016) bajo el mandato el gobierno nacional de Hailemariam Desalegn, presidente señalado continuamente por Human Rights por hostigar a la población e implantar un régimen autoritario y sobre el que pesa delitos contra la humanidad.

Los etíopes expresaban su más profunda indignación ante el nombramiento de Tedros como jefe de la salud mundial. No podían creer que el que los había conducido a la crisis sanitaria del cólera fuera a ser alzado como el protector de la salud de los humanos en el planeta.

Bajo la etiqueta #NoTedros4WHO (No a Tedros para la OMS) los opositores publicaron documentos, informes e investigaciones que inculpaban al que iba a ser el nuevo director de la OMS, como responsable de las tragedias sanitarias en Etiopía y sus vínculos de complicidad con la represión política.

“Tedros Adhanom pertenece a una banda criminal, el Frente de Liberación del Pueblo Tigray que ahora, lamentablemente gobierna Etiopía y ha cometido innumerables crímenes” denunció a Efe Internacional Kifle Teka, miembro de la diáspora etíope en Suiza.

El diario The Washington Post documentó en 2016 en el artículo Las cosas que Etiopía no quiere que tú sepas que pasan en el país, cómo procedió el Gobierno africano a esconder los casos de cólera a los que llamaban AWD (Acute Watery Diarrea / Diarrea Acuosa Aguda). El periódico americano comunicaba que habían sido detenidos y censurados decenas de periodistas extranjeros, entre ellos, corresponsables de Bloomerg y The New York Times. En ese momento, quien estaba al frente de la cartera de Exteriores era Tedros Adhanom.

Los usuarios de las redes sociales se afanaban en 2017 en sacar a la luz las vergüenzas de Tedros: “Genocida”, “responsable de crímenes contra la humanidad,” “corrupto”… eran algunos de los calificativos que empleaban los denunciantes.

Amigo de dictadores

Pero Tedros terminó haciéndose con la victoria. Lo apoyó fervientemente la dictadura comunista de China, país al que había viajado con asiduidad el expolítico etíope y al que había prometido apoyo de la OMS. También lo hizo la Administración de Barack Obama quizá por eso de ser “el primer africano que iba a dirigir la Organización Mundial de la Salud” y desoyendo a la comunidad negra etíope represaliada.

Y lo cierto es que Tedros no ha disimulado nunca sus verdaderos intereses. Ante una OMS politizada y anestesiada hasta el tuétano, el etíope nada más asumir el cargo en 2017, nombró al dictador de Zimbaue, Robert Mugabe, como embajador de buena voluntad de la OMS.

Para hacernos una ligera idea de cómo se las gastaba Mugabe basten algunas frases:

Yo sigo siendo el Hitler de nuestro tiempo. Este Hitler tiene un solo objetivo: justicia para su pueblo, la soberanía de su pueblo, el reconocimiento de la independencia de su pueblo y sus derechos sobre sus recursos. Si ese es Hitler, entonces dejadme ser Hitler diez veces. Diez veces, eso es lo que buscamos”.

Aquí el hombre blanco es ciudadano de segunda. El único hombre blanco fiable es uno muerto“.

mugabe-robert.jpg
Robert Mugabe, dictador de Zimbaue (1924-2019)

En 1983, el dictador africano ordenó con gran crueldad la operación Gukurahundi, una limpieza étnica en el suroeste, una tragedia entre otros tantos delitos de sangre que se le atribuye. Se puede decir que el amigo de Tedros, buena voluntad, lo que se dice buena voluntad, no tenía. Tras la polémica, Tedros tuvo que recular y renunció al nombramiento de su tirano colega.Tedros Adhanom Ghebreyesus✔@DrTedros

¿Fin de la era made in China?

Hoy, el director general de la OMS continúa en sus trece negando que guardara en un cajón el email que en diciembre fue enviado por los funcionarios taiwaneses avisando del brote. En un momento en que el mundo está luchando contra el coronavirus de Wuhan, Tedros Adhanom lucha contra Taiwán.

El etíope se alió con la línea de la política comunista de China de no reconocer a Taiwán, vetando a este país en la OMS, país que, por cierto, es un claro ejemplo a seguir en la erradicación de la pandemia de la covid-19 con 6 fallecidos y 428 casos de contagio. Pero el hecho de que no formara parte de la OMS, no implicaba que se ignorara la advertencia. No había excusa. Y Tedros lo hizo, los desoyó retrasando la alerta mundial por pandemia.

Acorralado, el marxista de la OMS ha acudido a un mantra clásico sacado del Manual Progre para cuando los baños de realidad se hacen insoportables: ha acusado a los taiwaneses de ser racistas. Mira tú por dónde.

Pese a defender su gestión y seguir sin reconocer la responsabilidad del Partido Comunista Chino, la presión internacional contra el etíope crece. Estados Unidos, Alemania, Francia e Inglaterra ya van tomando nuevas posiciones estratégicas en lo que sería un nuevo eje mundial económico que dejaría fuera de la ecuación a China.

La excesiva dependencia del gigante asiático como polígono industrial del mundo bajo el mando el régimen dictatorial comunista de Xi Jiping, está siendo cuestionada por los líderes políticos de las democracias liberales, y ya se habla de un posible final de la era made in china. Por lo pronto, Japón está haciendo regresar a sus fábricas con sede en China.

Ante esta tesitura, Pekín acaba de anunciar que la OMS recibirá un mayor apoyo financiero de Pekín tras la retirada de EEUU de 27 millones de dólares más que se suman a los 44 millones que ya aportaba. Aun así, sigue sin igualar los 440 millones que ha congelado Estados Unidos.

Por lo que atañe a Tedros, en change.org ya se está pidiendo su dimisión y, por ahora, el portal web de denuncia lleva más de un millón de firmas recogidas contra el mandatario de la OMS. “Por favor, ayude al mundo a ganar de nuevo la fe en las Naciones Unidas y la OMS”, concluye el manifiesto.

Fuente: libertaddigital.com/

Te pedimos comentes esta noticia y la compartas en tus redes sociales. NOTICIAS CRISTIANAS – LA VERDAD AHORA

Facebook Comments

Acerca del autor

La Verdad Ahora

Noticias Cristianas Evangélicas de Chile y el mundo en un solo lugar. con información relevante del mundo evangélico, notas de actualidad e información de edificación. "Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad". Suscríbite a nuestras redes sociales.